Berliner TageBlatt - Lodo y sótanos inundados en ciudad del sur de Ucrania tras ataque ruso contra represa

Börse
Goldpreis -0.24% 1651.7 $
Euro STOXX 50 -2.35% 3348.6
TecDAX -1.75% 2656.28
MDAX -3.22% 22541.58
SDAX -3.83% 10507.96
DAX -2.01% 12284.19
EUR/USD -1.76% 0.9668 $
Lodo y sótanos inundados en ciudad del sur de Ucrania tras ataque ruso contra represa
Lodo y sótanos inundados en ciudad del sur de Ucrania tras ataque ruso contra represa / Foto: © AFP

Lodo y sótanos inundados en ciudad del sur de Ucrania tras ataque ruso contra represa

En el sótano de Lyubov Adamenko, decenas de tarros flotan en agua sucia estancada. Desde hace dos días el lodo cubre su barrio de Kryvyy Rih, una ciudad del sur de Ucrania, después de que el ejército ruso hiciera estallar otra represa.

Textgröße:

"Logré salvar todas mis mermeladas", dice casi alegre la mujer, aunque todavía le faltan muchas otras conservas. Todos los veranos, esta babushka (abuela) explica que pone en tarros de cristal la fruta y la verdura que comerá en invierno.

Una tradición de gente humilde, que les permite alimentarse, pero también ahorrar dinero, cuando el frío aprieta, dice.

Sus abuelos, que construyeron la modesta casa donde vive durante la época de la Unión Soviética, hacían lo mismo, gracias al pequeño huerto del jardín.

Este invierno, sin embargo, la comida que preparó durante el verano tendrá un sabor amargo. El ejército ruso voló el miércoles la represa de Karachun, construida en la década de 1930, cuando Ucrania y Rusia formaban parte del mismo país.

La represa estaba situada a unos pocos kilómetros de su casa. "Solía jugar allí cuando era joven", recuerda la enérgica mujer, que cumplirá 70 años la próxima semana. Los rusos son "peores que los cerdos", dice con amargura.

- "Guerra contra los civiles" -

Ocho misiles de crucero destrozaron el miércoles un muro del embalse de Karachun, según Kiev.

El río Inhulets, que bordea el barrio de Lyubov Adamenko, creció varios metros, inundando más de un centenar de casas, según las autoridades locales. El viernes por la tarde, algunas calles de Kryvyy Rih seguían cubiertas de lodo.

"El Estado terrorista (ruso) sigue llevando a cabo una guerra contra los civiles", denunció el presidente ucraniano Volodimir Zelenski, oriundo de esta ciudad. Moscú quiere "sembrar el pánico", "dejar a la gente sin luz, calefacción, agua y comida", añadió.

Unos días antes, las autoridades ucranianas habían denunciado bombardeos rusos sobre infraestructuras estratégicas, que habían provocado cortes masivos de electricidad en muchas regiones.

"(Los rusos) están enfadados porque nuestro ejército les está haciendo retroceder con nuestra contraofensiva" que ha sido especialmente exitosa en el este, pero menos en la región de Jersón (sur), vecina de Kryvyy Rih, dice Svitlana Chpuk, una obrera de 42 años.

"Es la guerra. Simplemente decidieron inundarnos a nosotros, el pueblo", suspira la mujer, que calza botas de caucho y cuya casa también sufrió las consecuencias.

Al destruir la represa, Moscú "quiso elevar el nivel del agua del río Inhulets para dañar los puentes flotantes instalados por el ejército ucraniano en el sur", dijo a la AFP Sergui Zgurets, analista militar basado en Kiev.

- 'Desmoralizar' -

El Instituto para el Estudio de la Guerra, un centro de investigación estadounidense independiente, comparte este análisis. El río Inhulets es "una parte importante de la contraofensiva" en el sur, ya que las tropas ucranianas intentan avanzar desde el río, estimó.

La cuestión del agua es también una "herramienta clave de la guerra" en Ucrania, señaló un analista del centro de investigación británico Janes.

En 2014, después de que Rusia anexara Crimea, Kiev hizo construir una represa en el río Dnipro, privando a este territorio ruso del 85% de sus recursos hídricos. La estructura fue "destruida por las tropas rusas" el primer día de la guerra de este año, afirma el analista.

Las fuerzas ucranianas también abrieron una represa cerca de Irpin, al norte de Kiev, a finales de febrero, inundando el pueblo de Demydiv, para frenar el avance ruso sobre la capital, que parecía inminente en ese momento.

A partir de ahora, uno de los principales objetivos del Kremlin es "eliminar la resistencia de la población ucraniana", "desmoralizarla" e incluso "fomentar potencialmente la agitación" contra sus autoridades privándola de agua o electricidad, observa el analista de Janes.

Vista desde Kryvyy Rih la maniobra no parece tener éxito. Cuando se le pregunta por el ejército ruso, la babushka Lyubov Adamenko, con un gatito que ronronea sobre su hombro izquierdo, parece aún más molesta. "Que hagan como el buque" insignia ruso Moskva, que se hundió frente a las costas de Ucrania a mediados de abril, dice desafiante.

I.Meyer--BTB