Berliner TageBlatt - Maestros relatan brutalidad de ataque de helicópteros a escuela de Birmania

Börse
Euro STOXX 50 0.01% 3962.41
DAX 0.01% 14541.38
SDAX -0.57% 12511.05
MDAX -0.32% 25971.45
EUR/USD -0.07% 1.0405 $
Goldpreis 0.48% 1754 $
TecDAX -0.29% 3118.19
Maestros relatan brutalidad de ataque de helicópteros a escuela de Birmania
Maestros relatan brutalidad de ataque de helicópteros a escuela de Birmania / Foto: © AFP

Maestros relatan brutalidad de ataque de helicópteros a escuela de Birmania

Maestros de una escuela de Birmania atacada por helicópteros del ejército relataron el terrorífico asalto, en el que vieron a un niño herido gritando en agonía y suplicando morir.

Textgröße:

La violencia del 16 de septiembre en una escuela de la aldea Let Yet Kone, región de Sagaing, dejó 14 muertos, de los cuales 12 niños, enre ellos uno menor de siete años.

El incidente fue condenado por la ONU, la Unión Europea y grupos de derechos humanos.

Los militares birmanos aseguraron que el ataque estaba dirigido a grupos rebeldes que utilizaron a civiles como escudos humanos.

Algunos niños jugaban afuera mientras otros asistían a clases cuando dos helicópteros armados dispararon con ametralladoras y armas pesadas, contó una educadora.

"Una niña fue golpeada atrás de la cabeza... sangraba mucho", relató la maestra por teléfono a AFP, al describir los frenéticos esfuerzos por brindarle primeros auxilios.

Los estudiantes corrieron a resguardarse bajo las mesas en medio del humo, agregó la educadora, a quien AFP no identifica por motivos de seguridad.

Los helicópteros aterrizaron y los soldados salieron en tropel, irrumpiendo en la escuela donde ordenaron a todos salir, agregó la profesora.

Algunos niños con las piernas gravemente heridas dejaron un rastro de sangre al salir, indicó la maestra, mientras otros estaban muy gravemente heridos como para moverse de sus escondites.

Birmania está inmersa en el caos desde que los militares tomaron el poder en un golpe de Estado en febrero de 2021, con casi 2.300 civiles muertos en la represión contra la disidencia, según un grupo local de monitoreo.

La región noroccidental de Sagaing ha tenido algunos de los combates más cruentos y aldeas enteras han sido quemadas en los choques entre combatientes antigolpe y militares.

- "Mátame, no aguanto el dolor" -

La madre de un estudiante herido imploró a los soldados que la dejaran entrar al aula donde su hijo de siete años se desangraba, contó la educadora.

"El soldado le gritó: '¿usted quiere que la mate de un tiro?'", agregó.

Indicó que el niño sangraba tanto que era casi "como que se ahogaba en agua".

Posteriormente la madre se encontró con el niño, al que le faltaban una mano y una pierna.

"El niño estaba vivo y dijo: 'mamá, me duele mucho, mátame, mátame, no aguanto el dolor'", relató la maestra.

La madre llorando rogó a los soldados no llevarse el cuerpo de su hijo, pero insistieron en que no estaba muerto y lo llevaron al hospital, contó la maestra.

Posteriormente observó cómo los soldados echaron las partes desmembradas de los niños y ropa ensangrentada en sacos de arroz.

Un segundo maestro describió a los niños corriendo adentro al acercarse los helicópteros, pero luego la escuela fue golpeada por una explosión.

"Vi que dispararon a un niño que gritó por ayuda. Estaba cubierto de sangre y seguía gritando, pidiendo ayuda, pero no me atreví a salir a ayudarle", admitió el segundo educador por teléfono a AFP.

En medio del tiroteo, el segundo profesor salió del edificio con 20 alumnos para esconderse bajo un árbol de tamarindo, mientras el niño herido seguía gritando por ayuda.

La AFP no pudo verificar independientemente la versión de estos educadores.

- Militares acusan a rebeldes -

Muchos en la aldea Let Yet Kone aguardan noticias de algunos estudiantes que desaparecieron en el ataque.

No hay planes inmediatos de reabrir la escuela, que tenía casi 250 estudiantes y más de 20 profesores.

La junta militar dijo que envió tropas en helicópteros a la aldea tras recibir informes de que combatientes del Ejército de Independencia Kachin, un grupo rebelde étnico, y de una milicia local antigolpe estaban movilizando armas en la zona.

Los militares acusaron a los rebeldes de utilizar civiles como escudos humanos y dijeron haber decomisado minas y explosivos de la aldea.

"El personal de seguridad brindó atención médica de emergencia y envió a pacientes a un hospital vecino", dijeron las fuerzas armadas en un comunicado.

El portavoz de la junta, Zaw Min Tun, acusó el martes a los rebeldes kachin de llevar pobladores a un monasterio y disparar desde allí a los soldados.

Y.Bouchard--BTB