Berliner TageBlatt - Carlos III, ante el desafío de seducir a los jóvenes británicos

Börse
Goldpreis -0.24% 1651.7 $
MDAX -3.22% 22541.58
Euro STOXX 50 -2.35% 3348.6
SDAX -3.83% 10507.96
TecDAX -1.75% 2656.28
DAX -2.01% 12284.19
EUR/USD -1.55% 0.9688 $
Carlos III, ante el desafío de seducir a los jóvenes británicos
Carlos III, ante el desafío de seducir a los jóvenes británicos / Foto: © AFP

Carlos III, ante el desafío de seducir a los jóvenes británicos

El nuevo rey Carlos III es mucho menos popular que su madre, Isabel II, entre la joven generación de británicos, que lo consideran "pasado de moda" y "falto de carisma", hasta el punto de cuestionar el futuro de una monarquía que algunos consideran absoleta.

Textgröße:

En un pub de Soho, en el centro de Londres, la muerte de la reina no impide a los jóvenes divertirse, incluso si la noticia que sacudió al país la semana pasada sigue muy presente.

"No tengo prisa en ver a Carlos convertido en rey", dice a la AFP Joseph Curran, de 28 años, mientras suena la música. Aunque "¿qué otra alternativa tenemos?", agrega resignado.

Menos paciente, Lucie, de 29 años, afirma esperar que sea "el último" monarca del Reino Unido.

A sus 73 años, Carlos III se convirtió en el rey más anciano que asciende al trono británico, lo que no ayuda con sus súbditos más jóvenes.

Según un sondeo publicado en mayo por Yougov, solo 29% de los británicos entre 18 y 24 años consideraba que Carlos hará un buen trabajo como rey.

En todos los otros grupos de edad la mayoría estimaba que va a estar a la altura.

Sin embargo, en otro sondeo publicado tras la muerte de Isabel II, el nuevo monarca ganó 17 puntos entre los jóvenes, aunque sigue sin convencer a la mayoría.

Los milenials prefieren ampliamente a Guillermo, de 40 años, hijo mayor de Carlos y heredero al trono. Y, sobre todo, el glamur de su esposa Catalina, nueva princesa de Gales.

- "Altibajos" -

¿El motivo de este desamor por Carlos? "En sus discursos no desprende la misma energía que la reina", afirma Sam, de 21 años.

Otros jóvenes entrevistados mencionan una imagen "controvertida", alimentada recientemente por las "acusaciones de racismo" vertidas por Meghan Markle contra la familia real.

También una "falta de carisma" o su aspecto "anticuado".

"Por supuesto, después de los 70, no se tiene el mismo encanto fácil que cuando se tiene 30 o 40 años", dice a la AFP el experto en realeza Richard Fitzwilliams.

"Ser joven y glamuroso marca la diferencia", pero es imposible pasar directamente a la siguiente generación, "¡la monarquía no funciona así!", agrega.

La relación de los británicos con Carlos "ha tenido sus altibajos", en gran parte debido al "desastroso final de su matrimonio" con la muy popular Diana y su romance y posterior boda con Camila, reconoce.

Pese a todo, poco a poco, su popularidad aumenta: en los últimos tiempos, Carlos es "respetado por su trabajo con las organizaciones benéficas", añade el experto.

Presidente o patrón de más de 420 asociaciones, Carlos ha trabajado especialmente con su fundación para ayudar a dos millones de jóvenes con dificultades.

Pero, lo que más llega más a los jóvenes es, sobre todo, su compromiso ecológico de larga data.

"Su voz podría tener un impacto real en nuestros políticos", dice Connor Adams, de 22 años. Este joven que nunca conoció a Diana, ve a Carlos como un "caballero".

- No es mi rey -

Pero, ¿bastará este interés común por el medioambiente para reconciliar a los jóvenes británicos con su monarquía?

Un sondeo de Yougov mostró en junio el mismo número de jóvenes de 18-24 años a favor de un jefe de Estado elegido (31%) que a favor de un rey (33%).

Con la muerte de la reina el jueves, las redes sociales vieron surgir etiquetas como "#NotMyKing" (no es mi rey), con más de 63.000 tuits.

Sin embargo, la idea de una república está lejos de convencer.

"Soy un firme partidario del republicanismo, pero una versión británica sería un desastre", afirma Curran, esperando que en su lugar Carlos haga cambios que "reduzca el papel de la monarquía, en la línea de España o Dinamarca".

"Tenemos que preservar lo que la reina ha trabajado para construir", dice Nick, de 32 años, que está apegado a los "valores" de la monarquía, aunque él también quiere que "evolucione".

Sobre Carlos III "no era optimista", confiesa, "pero después de oírle hablar en los últimos días, soy un poco más optimista".

La opinión de los jóvenes "podría cambiar" ante el "buen comienzo" del nuevo rey, estima Fitzwilliams. "Esperemos a ver qué pasa, porque ha empezado muy bien", subraya.

C.Meier--BTB